fbpx

La Transmisión De Radio Que Detuvo A Nueva York

La Guerra De Los Mundos 

Hoy se festeja el Día Mundial de la Radio por lo que quiero hablarles de un suceso muy importante, trascendente y bastante asombroso. Nuestra historia comienza la noche del 30 de octubre de 1938. A las 8pm una voz anunció una presentación que muy pocas personas alcanzaron a escuchar. Los invito a esta aventura radiofónica en la que seguiremos la pista de los eventos sucedidos esa misteriosa noche de octubre. Entren al juego y disfruten la experiencia.

Resultado de imagen de orson welles war of the worlds radio broadcastTransmisión de “La Guerra de los Mundos” de Orson Welles. Imagen obtenida de: Snopes.

En los años 30 los domingos por la noche la gente se sentaba a sintonizar la radio. Millones de personas en Estados Unidos prendían sus radios para escuchar a personajes como “El llanero solitario” o radionovelas sobre una mujer de un pequeño pueblo que encuentra el amor con un inglés de renombre. Era el medio predilecto de entretenimiento.

Resultado de imagen de lone ranger radioEl Llanero Solitario. Imagen obtenida de: Kekbfm.

Pasadas las ocho de la noche comenzó a hablar un locutor describiendo los cambios de temperatura de las siguientes 24 horas: un pequeño disturbio atmosférico que pronosticaría lluvia. Nada fuera de lo común. Después la transmisión pasó al Cuarto Meridian en Nueva York donde transmitirían la música de Ramón Raquello y su orquesta. Seguido por una interrupción a los pocos segundos.

Resultado de imagen de Polvo de estrellasPolvo de estrellas. Imagen obtenida de: Om101.

Pero la transmisión siguió su curso con una pieza llamada “Polvo de Estrellas” que duró muy poco al ser interrumpida por segunda vez.

No es el clima

A continuación, el locutor entrevistó a la Profesora Pierson (en la versión original era Profesor, pero no estaría tan interesante si yo hiciera todas las voces) a quién le llegó un mensaje sobre actividad sismográfica reportada a pocas millas de Princeton. Ella contestó que no era una coincidencia y que lo más prudente sería enviar a un equipo a investigar apenas saliera el sol. La noche continuó con más reportes de explosiones en marte además y un enorme objeto incandescente que aterrizó en una granja.

Resultado de imagen de burning barn nightGranero en llamas. Imagen obtenida de: Freepik.

En la radio se escucharon las descripciones de estos eventos sin dejar de lado la música. Ahora imagínense en esa época estar escuchando una transmisión así, aparentemente musical, siendo interrumpida tantas veces con informes de luces en el cielo. Naturalmente la situación de los radioescuchas sería más tensa al escuchar los testimonios en vivo de las personas que interactuaron directamente con lo sucedido. Así fue cuando Phillips y Pierson llegaron a donde cayó uno de estos objetos misteriosos.

Lo demás es historia. Una invasión alienígena que abarcó al mundo entero. Con gusto les habría actuado más de la historia porque después se pone más intensa, pero es solo una probadita de lo que la gente vivió en 1938. La diferencia es que nosotros sabemos que es ficción.

“Radioescuchas en pánico al tomar un drama de guerra como un hecho”

Con su obra transmitida en vivo, Orson Welles descubrió el alcance del radio en esa época. Muchas personas al no saber que se trataba de ficción tomaron lo que escuchaban como verdad y entraron en pánico al creer que el mundo estaba siendo invadido. Y todo esto por el genio del director encargado de la obra.

Resultado de imagen de orson wellesOrson Welles. Imagen obtenida de: Nebrija.

La trama original toma lugar en Inglaterra a finales del siglo XIX, pero Welles con ayuda de Howard Koch cambiaron la escena a Nueva Jersey en los 30’s. Como no le pareció suficiente el cambiar la época y lugar, escogió muy bien la manera de contar su historia, evitando dramatizarla para presentarla como un noticiero.

“Hicimos un esfuerzo especial para hacer nuestro show lo más realista posible”
-Comentó en una entrevista en 1955

Si nos ponemos a pensarlo fue una broma un poco pesada de parte de Welles, quién se aprovechó que la gente en esa época estaba muy preocupada por la guerra que se avecinaba además de estar nerviosos por ser Halloween, pero lo que es increíble es el alcance que tuvo. Hoy en día se busca ser más responsables con cosas así, pues depende del contexto cómo lo vaya a tomar el público. Pero ela magnitud tuvo esa noche de pánico vivirá siempre en la historia. No volveríamos a ver algo parecido hasta el fenómeno cinematográfico que fue “La bruja de Blaire” en 1999, cuando el público pensó que los actores se habían extraviado.

El radio que sigue en pie

En el mundo de los medios de la comunicación, el radio ha sido de los más influyentes y longevos, porque a pesar de las nuevas tecnologías y lo que estas nos permiten, las transmisiones de radio siguen siendo un medio de comunicación principal. Sí, el internet ha arrasado con tendencias nuevas como son los podcasts o los sistemas de streaming de música que le hacen competencia al radio. Pero éste es y seguirá siendo uno de los medios más accesibles a todo el mundo.

Ya para terminar les contaré una breve anécdota. Cuando yo era niño, entrando en mi adolescencia, tuve la oportunidad de ser locutor en un programa de radio de Radio Educación. El nombre del programa es “Niñosapiens” y todavía sigue al aire, pero con nuevos locutores. Fue una herramienta que me ayudó mucho a desarrollar mis capacidades de expresión, además de ser una experiencia increíble. A los trabajadores de la radio les deseamos un buen día para festejar su trabajo y les recordamos que hoy su señal llega más lejos que nunca. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Yo en la cabina de Radio Educación. Disculpen la calidad de la imagen, fue hace muchos años. 

Feliz Día Mundial De La Radio.


Encuentra contenidos similares en nuestro podcast:
Elisa Queijeiro presenta EQultura, disponible en:

Enviar un comentario